Consejos eficiencia energética

Tras la realización de multitud de certificados energéticos, existe una variable a  veces desconocida pero que puede ser capaz de hacer mejorar mucho la calificación energética obtenida por nuestra vivienda.

A la hora de valorar instalaciones de ACS o mixtas sean individuales del usuario o colectivas (para un bloque completo), existen varios puntos a destacar que con carácter general, son a los que damos más importancia: qué tipo de caldera es la que usamos, qué combustible la hace funcionar, cual es su rendimiento de combustión, cuántos años tiene el equipo…

Estas son las variables más comunes que solemos resaltar como importantes. Pero ¿qué ocurre, cuando por ejemplo en nuestra casa tenemos un termo eléctrico que acumula 25, 50 o 75 l ? o si los servicios de A.C.S. y calefacción son centralizados en nuestro bloque.¿Qué ocurre con los acumuladores de la sala de calderas?

Pues bien, existen aquí una serie de condicionantes que harán de una misma instalación más eficiente que otra:

Para las instalaciones individuales la ubicación de la instalación tendrá un papel fundamental. Por ejemplo la eficiencia energética de nuestro termo acumulador variará si lo tenemos en el balcón o fuera de la zona calefactada de la casa. Normalmente el termo mantiene la temperatura del agua a 60º C para lo que realiza un consumo de electricidad, si este se encuentra en la calle y además con poco o nulo aislamiento, la temperatura del agua bajará con más facilidad que si lo tenemos en la cocina u otro espacio calefactado de la vivienda. En conclusión podemos decir que un termo en un balcón es menos eficiente que uno en el interior del inmueble.

En el caso de instalaciones centralizadas con grandes acumuladores de agua caliente la situación es parecida. Para grandes bloques se pueden tener más de 2000 litros de agua a unos 60º C en uno o varios acumuladores de distintos volúmenes. Aquí es donde entra en juego el aislamiento de los acumuladores, que evitará la pérdida del calor del agua, evitando a su vez que las calderas tengan que calentarla. Por eso un buen aislamiento de los acumuladores y mantenimiento del mismo, incluso adición de uno exterior si no cuenta con aislamiento el que tenemos instalado, mejorará mucho la eficiencia de la instalación y tendremos importantes ahorros económicos.

TU COMENTARIO

¿Hablamos de su proyecto?

Formulario contacto
Los datos de carácter personal que nos facilite mediante este formulario quedaran registrados en un fichero de ESTUDIO SLG con la finalidad de atender su solicitud. La legitimizacion se realiza a través del consentimiento del interesado. si no acepta no podremos atender su solicitud
reCAPTCHA